Tradicionalmente se ha evaluado el grado de éxito económico de la sociedad, mediante Indicadores Unidimensionales. Son indicadores que determinan el conjunto de posibilidades de consumo de los ciudadanos. Son sencillos, transparentes, pero débiles e insuficientes para evaluar el grado de desarrollo económico o el nivel de bienestar social.

El indicador que hasta ahora se ha venido utilizando es el PIB (renta, gasto, riqueza...) GDP , que nos indica cuánto están consumiendo las familias e invirtiendo las empresas y cuántas rentas se generan como producto de la actividad económica. Pero este indicador tiene muchas limitaciones, puesto que obvia aspectos cualitativos o distributivos, dejando de lado las dotaciones de bienes duraderos e infraestructuras. Es un indicador discutido, considerado insuficiente, que mide el desarrollo de un país teniendo en cuenta básicamente el aumento de su producción, mediante el cual es difícil evaluar conceptos como desarrollo y bienestar. Existe una inquietud por buscar otros más amplios, aunque aún no se ha conseguido consenso suficiente para sustituirlo por otros.

En esta página de la Unión Europea, se puede ver la evolución del PIB por países y años, GDP per capita in PPS

Si bien todo indicador es forzosamente imperfecto, puesto que es imposible tener en cuenta todas las dimensiones de la realidad, se han venido desarrollando otros Indicadores Multidimensionales, que nos proporcionan una mejor visión del grado de bienestar de la sociedad, que exponemos a continuación, en el siguiente sub-apartado Introducción a Indicadores Multidimensionales de Bienestar Social